Skip to main content

Finanzas en pareja y como sobrevivir

Cuestionarse sobre la administración responsable de las finanzas en pareja comienza en el mismo momento que se adquiere el compromiso de vivir juntos unidos en matrimonio o no.

En este punto, es importante señalar, que según expertos en la materia, las parejas casadas son más responsables con sus finanzas pues existe un cerco monetario que dividirá el patrimonio si la relación de pareja no funciona y culmina en divorcio; algo que no se plantean las parejas fuera del matrimonio.

En cualquiera de los dos casos es importante saber cómo manejar las finanzas en pareja y en este sentido daremos varias recomendaciones sobre el tema:

Comunicación inicial sobre el tema financiero: Inclusive antes de formalizar la unión de pareja el tema financiero debe discutirse; esto se refiere a sincerarse sobre las cuentas que cada uno posee, ingresos y deudas para tomar decisiones asertivas sobre el manejo del dinero entre los dos que favorezcan a la unión conyugal y no individualmente.

Tomar nota de metas financieras: Es importante saber cuáles son los proyectos y metas en común para poder establecer plazos tope de tiempo que permitan ejercer acciones orientadas a cumplir esas metas o proyectos. Por ejemplo, el plantearse cómo compra una casa, carro o bienes inmuebles para mejorar la calidad de vida de la pareja.

Combinación de cuentas bancarias: Eso aumenta la confianza en la pareja formalmente casada pues dado a las altas tasas de divorcio, significa una medida de protección de la unión y mayor sinceridad en los aspectos financieros.

Creación de un fondo monetario de emergencia: Se recomienda no solo a las parejas casadas sino a toda personas, pues es una forma de asegurarse un dinero que será utilizado en caso de emergencias.

Definición del Presupuesto: El definir un presupuesto se refiere al reconocimiento tanto de los ingresos como de los pagos fijos de la quincena o del mes: esto permitirá priorizar e ir descartando lo que realmente no es indispensable. Es una forma de sincerarse sobre nuestras entradas económicas, gastos extras y deudas fijas por pagar en el mes.

Reuniones periódicas sobre el dinero: Es una manera de evaluar y medir los métodos utilizados para saber si han sido efectivos o no para ambos, lo que emitirá resultados, conclusiones y recomendaciones sobre el aspecto financiero de la pareja.

Creación de un fondo de jubilación: Aunque suene prematuro en parejas jóvenes recientemente comprometidas, esto es una medida necesaria que a largo plazo brindará seguridad financiera. En otras palabras, se necesita guardar dinero extra para garantizar una vejez tranquila. Esto se vuelve mas importante en parejas con ingresos propios que no dependen de ninguna empresa que les garantice beneficios sociales.

Depuración de deudas adquiridas: Estar en mora financiera, deber dinero o tener una deuda es perjudicial para una persona pero mucho más para parejas formalmente establecidas, pues esto aumenta al doble la amenaza. En este sentido, expertos sugieren tratar en lo posible de no endeudarse con bienes o servicios innecesarios o mejor aún, no gastar más de lo que se gana.

A %d blogueros les gusta esto: