Skip to main content

5 tips para comenzar a invertir

Las inversiones hace tiempo que dejaron de ser para un grupo selecto de personas y hoy en día cualquier persona con unos requisitos mínimos puede comenzar su camino en el interesante mundo financiero.

Te compartimos estos 5 tips esenciales para que comiences a invertir de la mejor manera.

Examina tus finanzas

Lo más importante es que tus finanzas se encuentren en buen estado, tener todo controlado tus ingresos y gastos, planear tus pagos a tiempo entre otras cosas. Si es así, estás del otro lado. Lo segundo es que tengas como hábito recurrente ahorrar una parte de tus ingresos.

Nuestra recomendación es que el monto para invertir se encuentre dentro del 10 – 15% del total de tus ahorros.

La meta

¿Para qué estás haciendo este esfuerzo?, ¿en cuánto tiempo te gustaría ver reflejado esa inversión? Tener un objetivo pone un final de la ruta, así sabrás en cuanto tiempo y cuanto dinero necesitas para lograrlo.

La meta que nos pusimos en la oficina es ir al próximo mundial (creemos que la próxima si llegamos al quinto partido)

El riesgo

¿Qué pasaría si un día amaneces y te informan que el valor de tus inversiones cayó 50%? Los altos rendimientoss están directamente relacionados con el riesgo, así que debes reflexionar con base en tu meta que tan dispuesto estás en poner en juego tu patrimonio.

Investiga las opciones en el mercado

Importante: Nunca inviertas tu dinero en algo que no conoces. La investigación es fundamental porque lo que selecciones es en donde va a estar tu dinero, tu patrimonio.Puedes escoger entre alternativas que te ofrecen rendimientos a corto o largo plazo. Esto depende de las necesidades y la meta que tengas. Algunos de los más comunes son CETES, bienes raíces, la bolsa de valores o el crowdfunding (como Konsigue).

Para conocer más sobre esto, te recomendamos que leas “La guía para comenzar a invertir”

Paciencia, saltamontes

“Roma no se hizo en un día” dice una sabia frase. Invertir es una acción a largo plazo. La fuerza de voluntad tiene que mantenerse a pesar de la tentación de sacar tu capital con los primeros rendimientos.

Y ahora sí, que comiencen las inversiones.